El Vendedor “Antónimo”: Cuando los Opuestos se Atraen.

16 octubre 2009 en 23:03 | Publicado en Técnicas para Mejorar las Ventas, Tipos de Vendedores | 15 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , ,

iguiendo con nuestra exitosa Columna en la que definimos algunos de los Tipos de Vendedores más frecuentes de encontrar, vamos a analizar más en profundidad al siguiente:

Vendedor Antónimo: Es aquel que representa exactamente lo opuesto a lo que vende. Si vende productos dietéticos está con sobre peso. Si vende celulares porta un “ladrillo” y no tiene minutos para llamar. Si vende servicios de imprenta no tiene tarjeta de presentación. Si vende Cursos de Inglés no maneja para nada el idioma.

Muchas veces mientras navegamos por internet nos encontramos con empresas que trabajan en diseño de páginas web. Por curiosidad a veces las visito y  me encuentro que es todo lo contrario: Las Empresas de Diseño necesitan una página web de acuerdo a lo que ofrecen.

Es lo que definimos hace un tiempo como “Vendedor Antónimo”, que básicamente  muestra lo opuesto a lo que ofrece. Esto se da en todos los ámbitos, ya que a menudo la tecnología es capaz de amenazarnos continuamente con tenernos más comunicados. Sin embargo, es normal que si escribes un mail, no te lo respondan; si dejas varias llamadas perdidas a un número conocido, no te devuelvan el llamado.

Mientras ofrezcamos un servicio y demos la imagen opuesta es difícil que consigamos credibilidad. Si vas a un local de comida rápida y eliges los apetitosos combos y ofertones que están reflejados en fotos de alta resolución esperas por lo menos algo parecido. En su lugar llega un combo en foto tamaño carné. La imagen es muy importante en la venta de los productos, pero debe siempre coincidir con lo solicitado, de lo contrario es publicidad engañosa. Más de alguno de nuestros lectores debe haber solicitado el súper sandwich del momento y en su lugar ha recibido algo un poco más grande que un canapé.

Muchas veces la referencia de la fotografía dista mucho de la real.

Muchas veces la referencia de la fotografía dista mucho de la real.

Recuerdo un restaurant de Concepción que ofrecía el efecto contrario, ya que al solicitar algo de la carta llegaba un plato más grande que la fotografía. Era una excelente atención, de principio a fin.

Pero avancemos. Muchas veces no se tiene conciencia de lo que se dice y se ofrece. En un cine a nivel local recuerdo haber visto la publicidad de unas cómodas butacas que se lucían llenas de polvo y manchas en la fotografía. Si la persona que lo diseñó y la que ordenó el afiche publicitario se les pasó por alto ¿Al público también? Es una buena pregunta.

En el caso de algunas multitiendas ocurre algo parecido. Tienen miles de productos, tanto en stock como en variedad. Tu eliges y después buscas alguna persona que te lo pueda vender. Si la hay está ocupada atendiendo a cinco personas antes que tú. No hay nadie más, todos ocupados y preocupados de los puntos. Entonces nos preguntamos de qué vale tener miles de metros cuadrados si no eres capaz de cubrirlo con tu fuerza de ventas. Muchas veces terminaba comprando en locales más pequeños, pero en los que me aseguraba mi atención.

Es como un gran hipermercado con capacidad para cientos de cajas, pero que solamente ocupa unas cuantas. Una librería que ofrece gran variedad y stock, pero no tiene algunos productos básicos. No tener permanentemente es otra cosa.

Hace unos días me llego un mail que decía ser de mi Banco. Solicitaba actualizar los datos generales haciendo click en un Link. Hasta este punto no es ninguna novedad. Lo que me llamó la atención fue el esfuerzo corporativo del delincuente en darse el trabajo  de escribir un texto coherente y preocuparse de sobre manera de la atención del cliente. Firmaba “La Denfensoría del Cliente”. Más de alguno habrá caído con este “pequeño cuento del tío”, pero la astucia del delincuente se detuvo en la ortografía y en la redacción. Son temas que muchas veces pasan desapercibidos, pero no para un buen lector.

Uno de los discursos que más me ha impactado es el de Steve Jobs (Dueño de Apple) en la Universidad de Stanford. Delante de todos los alumnos que se encontraban recibiendo su título reconoció no haberse titulado nunca de la universidad. Con esta información quedaba clasificado dentro de nuestros “Vendedores Antónimos”, pero este hombre logró mucho más que un título. Logró construir una filosofía de vida basada en la tecnología. Contrariamente a lo que se piensa hacer lo mejor no siempre te da el primer lugar en la venta masiva. Pero el hecho de que seas el pequeño obstáculo invencible te traerá muchos más frutos que el primer lugar en ventas. A veces no tratar de ser contrario a lo que se vende también te da un status en una minoría más fuerte en calidad que en cantidad.

El Vendedor que vende productos para la calvicie y es calvo, el vendedor de un portal de internet que no tiene visitas porque no visita otros portales, etc.

Lee más de mis columnas de Técnicas de Ventas y temas relacionados. También puedes sugerir tus temas:

No Olvides que también puedes seguirnos en Flickr, Needish, Twitter y Facebook.

Escríbenos a nuestro Correo: blogmejorvendedor@gmail.com

Anuncios

15 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. […] “El Vendedor Antónimo: Cuando los Opuestos se Atraen” […]

  2. […] “El Vendedor Antónimo: Cuando los Opuestos se Atraen”. […]

  3. […] El Vendedor “Antónimo”: Cuando los Opuestos se Atraen. […]

  4. […] “El Vendedor Antónimo: Cuando los Opuestos se Atraen” […]

  5. […] “El Vendedor Antónimo: Cuando los Opuestos se Atraen” […]

  6. […] El Vendedor Antónimo: Cuando los Opuestos se Atraen. […]

  7. […] Comprar y Producir”, “Los Vampiros y la Evolución en las Técnicas de Ventas”, “El Vendedor Antónimo: Cuando los Opuestos se Atraen”, “¿Quien es Mejor Vendedor: Un Zurdo o un […]

  8. […] “El Vendedor Antónimo: Cuando los Opuestos se Atraen”. […]

  9. […] “El Vendedor Antónimo: Cuando los Opuestos se Atraen”. […]

  10. […] El Vendedor “Antónimo”: Cuando los Opuestos se Atraen. […]

  11. […] “El Vendedor Antónimo: Cuando los Opuestos se Atraen”. […]

  12. […] El Vendedor “Antónimo”: Cuando los Opuestos se Atraen. […]

  13. […] El Vendedor “Antónimo”: Cuando los Opuestos se Atraen. […]

  14. […] El Vendedor “Antónimo”: Cuando los Opuestos se Atraen. […]

  15. […] El Vendedor “Antónimo”: Cuando los Opuestos se Atraen. […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: