Si Morgan Freeman fuera Presidente

28 octubre 2013 a las 21:19 | Publicado en Comunicación, Opinión | 2 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , ,

Morgan Freeman PresidenteHoy, mientras me levantaba antes de ir a trabajar, prendí la tele y estaban dando “Impacto Profundo”, donde Morgan Freeman interpreta al Presidente de los Estados Unidos. Como ustedes saben, los directores y empresas de reparto son las que hacen una búsqueda exhaustiva de quién va a interpretar un determinado papel en una película y si Morgan Freeman ha sido “Dios” y “Presidente”, no es por casualidad o “pituto”. Hay todo un estudio y análisis de lo que transmite, refleja y comunica la persona, de su voz, su presencia, carisma, estatura, empatía, rasgos físicos, etc. Siempre he pensado que  una buena película es la que hace imposible imaginar a otro actor en un rol. Todos (incluídos los actores secundarios) han sido elegidos con pinzas, lupa y microscopio.

Pero hay un factor que es decisivo en toda elección presidencial, legislativa o municipal, porque si Morgan Freeman decidiera, en algún momento de su vida, dedicarse a la política, lo más probable, es que su “credibilidad” lo lleve a triunfar en las urnas.Morgan Freeman como Dios

El carisma y la credibilidad son factores fundamentales en un actor, pero también en un político. A diario vemos cómo los políticos son especialistas en la inconsecuencia y en hablar y después pensar.

El “casting” o “reparto” de los políticos, a veces revela graves deficiencias, tanto así, que muchas veces consiguen ser elegidos, pero terminan renunciando. Una buena campaña también resulta, pero cuando el marketing es bueno y el candidato no, mejor ni hablar. El poco interés que hay siempre por ir a votar, contrasta siempre con el querer opinar y “arreglar” el mundo. La política no es sucia, lo son sus elementos y miembros. A continuación algunas imágenes relacionadas:Tomas Jocelyn Holt Caida Piñera con Leon Marino Neo Meo Evelyn Matthei Chistosa Bachelet Chistosa

El candidato que recuerda a sus electores sólo antes de las elecciones, el apernado que por nada del mundo quiere “soltar” el poder, aquellos que prometen “wifi” gratis para todo Chile, esos que tienen tejado de vidrio de 2 milímetros de espesor, aquel que llega a una ciudad a postular a un puesto político, pero que no tiene la más mínima presunción de la realidad local, etc. Son sólo ejemplos de cómo se puede perder la credibilidad en vías de los intereses propios.Morgan Freeman como Dios

No se puede hacer un mal “casting” y elegir a candidatos que no son apropiados, ya sea por su 0% de carisma, o por ser enemigos de los asesores comunicacionales. La idea es lograr un perfecto equilibrio, porque el exceso de carisma, por ejemplo, también es negativo en ese toque demasiado superficial que le da al candidato. La autoridad y don de mando hablan de una persona que toma sus propias decisiones (no sus partidos políticos), un líder, capaz de guiar a una nación en el verano y en el invierno.

Siempre me fijo en cómo los políticos se dirigen a su querido “pueblo”. A veces leen un libreto o discurso escrito por otros, otros improvisan y ejecutan la política a través de los errores, obteniendo más visitas en Youtube que votos. Pocos usan el don de la palabra, ese que mezcla inteligencia, tacto, opinión y criterio, ese que rebate usando los sólidos argumentos como arma y también como escudo. No es fácil conseguir un buen candidato, porque a veces, quienes tienen toda la capacidad, no pertenecen a un partido político o no se sienten atraídos hacia ella.

La política a veces es contagiosa, por lo que no es raro ver cómo el familiar directo o indirecto de la nada se transforma en candidato, sin tener necesariamente “dedos para el piano”. Siempre se ha dicho que meter a la familia a los negocios no es una buena elección y en la política, tampoco. ¿Se imaginan elegir al hermano del actor principal sólo por parentesco?.

La credibilidad es un elemento escaso en estos tiempos, la opinión también. Muchas personas creen en algo sólo por una cuestión de fe, sin tener la menor idea en qué creen. Un buen reparto en una película, asegura en parte el éxito de ésta, haciendo también que el reparto pase completamente desapercibido. Por eso, confiaré en que Morgan Freeman tome las decisiones correctas para salvar al mundo, porque ya se viene: “Morgan Freeman Presidente….!!!”

Nota: Esta columna está dedicada a mi sobrino Sebastián, de 5 años, que en estos momentos se encuentra enfermo. Mejórate Sebitaaaaa…!!!!

Morgan Freeman

Morgan Freeman


Impacto Profundo

No olvides seguirme en mis Redes Sociales:

Instagram: Luis_Roco

Twitter: @MejorVendedor

Facebook: Luis Roco

El Carisma: La “Gordi”, el “Zafrada” y el Chascarro.

2 abril 2010 a las 19:52 | Publicado en Técnicas para Mejorar las Ventas | 8 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , ,

veces solo basta una Entrevista en el momento exacto para transformar la vida de una persona. Que mejor ejemplo que el “Zafrada”, niño de 11 años, sobreviviente del terremoto, que con su particular forma de pronunciar algunas palabras llamó la atención de todo el país. Lo mejor que pudo pasarle fue pronunciar mal estas palabras. Pero  detrás de cada uno de estos nombramientos de la fama, siempre hay alguien que los cuestiona. Por qué tanta atención y regalos para una persona y no para los demás niños. Lo he leído muchas veces.

El “Carisma” siempre me ha llamado la atención. Siempre es capaz de tocar con una especie de “varita mágica” a algunas, y no a todas, las personas que parecen predestinadas a vivir en ese momento y circunstancia exacta. El Carisma pareciera ser una coraza social de empatía, en la que todos nos reflejamos directa o indirectamente.

¿Qué hubiera pasado si Victor Díaz hubiera pronunciado correctamente las palabras?

¿Qué hubiera pasado si Victor Díaz hubiera pronunciado correctamente las palabras?

Otro ejemplo es la ex presidente de la república Michelle Bachelet. Podría haber apostado a que la encuesta de popularidad que se hizo después del terremoto en Chile sería muy distinta a las anteriores. Sin embargo, fue todo lo contrario. A veces suelo pensar que no importa la caída que pueda tener en su vida política o personal. La gente siempre la respaldará. Eso es carisma. Una capacidad de despertar el cariño incondicional en las personas, sean o no del partido político.

Podríamos decir que el carisma aumenta cuando nos reflejamos de manera cierta en la personas por la cual sentimos esa admiración y apego. Las personas 100% perfectas estéticamente no suelen despertarlo. Es un espejo social con la fama que todos buscamos, aunque a veces tengamos simpatía, personalidad, carácter, inteligencia, no bastará.

Se necesita el momento justo. De lo contrario se da el carisma forzado, el que se le quiere quitar a la otra persona. Digamos que no es cuantificable en su valor, no se puede comprar.

Sin ir más lejos recuerdo cuando uno de los Ministros de Transporte del Transantiago se fue con aplausos, aunque ese sistema de locomoción fue un desastre en un principio. La gente lo “quería”, había valorado sus buenas intenciones de mejorar lo inmejorable.

Es como lo que llaman “feeling”. A veces una persona puede caerte bien o mal, sin necesidad de conocerla completamente. En las ventas se da mucho. Un vendedor puede tener poco o nada de conocimiento de su producto, pero si tiene carisma, basta y sobra. Esta cualidad de ser un imán social muchas veces despierta la envidia en las otras personas. Pero es así, nada podrá cambiarlo.

A veces tiendo a pensar que aunque cometiera un gran error, político o personal, la gente igual mantendría su aprobación.

A veces tiendo a pensar que aunque cometiera un gran error, político o personal, la gente igual mantendría su aprobación.

Sin ir más lejos, durante el Terremoto en Chile, pude ver como a algunas personas les impactaban las incomodidades que tuvieron que vivir las periodistas de los distintos medios que fueron a cubrir la catástrofe. “Pobrecitas” repetían, mientras los damnificados que eran entrevistados y que lo habían perdido todo no despertaban ni la más mínima misericordia.

El Humor tiene mucho que ver. La simpatía y la capacidad de reírse de uno mismo potencian mucho esta cualidad. Esos “Chascarros” también engrandecen la diferencia entre la persona normal y el ser carismático.

Lee más de mis columnas de Técnicas de Ventas y temas relacionados. También puedes sugerir tus temas:

No Olvides que también puedes seguirnos en Flickr, Needish, Twitter y Facebook.

Luis Roco como Bloguero de CNNChile.

Escríbenos a nuestro Correo: blogmejorvendedor@gmail.com

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.