Cuando una Imagen Vale Más que 999 Palabras

2 julio 2010 a las 0:05 | Publicado en Comunicación | 6 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , , ,


omo en otras oportunidades, una película me inspira a escribir. Por casualidad pude ver nuevamente la película de Val Kilmer y Mira Sorvino, llamada «A Primera Vista» (la primera aún no tenía mi Blog). Basada en una historia real, muestra la experiencia de la ceguera permanente y cómo la persona se adapta a ello. También tiene la oportunidad de recuperar la vista a través de una operación, cuyo efecto, lamentablemente, es temporal.

La película en sí me gustó, creo que está muy bien lograda. Pero sin duda, lo que más me llamó la atención fue la forma con la que se trata la ceguera y lo poco que sabemos de ella.

Independiente de que la película esté muy bien lograda, lo que más me gustó es la forma de tratar el tema. Cuando Val Kilmer recupera temporalmente la vista debe educar a su cerebro para enseñarle a ver y no a mirar.

Independiente de que la película esté muy bien lograda, lo que más me gustó es la forma de tratar el tema. Cuando Val Kilmer recupera temporalmente la vista debe educar a su cerebro para enseñarle a ver y no a mirar.

Para mi es tan natural poder mirar el borrador de esta columna, con un lápiz de pasta color azul, mientras la luz del sol entra por mi ventana. Mientras escribo, miro las noticias en la televisión y actualizo mis distintas redes sociales en internet.

Imperceptiblemente, siento la suavidad del papel y las formas plásticas de mi lápiz, mis manos están frías, pero activas. Podemos decir que para nosotros  el sentido más importante es la vista, siendo este nuestro primer gran filtro. Podemos ver en colores, pero por ello, no ponemos atención en los detalles. Por ende, todas nuestras decisiones y cómo resolvemos nuestras distintas necesidades están basadas en ver, primeramente. Después olemos, sentimos y escuchamos.

Una persona ciega caminando sola en una calle de una gran ciudad, hace que cualquier súper héroe se vea pequeño con sus súper poderes. No sólo se necesita valentía, sino confianza en uno mismo y en los propios sentidos. También como estos  interpretan el mundo sin tener imágenes como referencia.

Que complejo, pareciera ser que las personas ciegas tienen más capacidad de observar que una persona con vista normal. No sólo son capaces de apreciar los detalles, también los valores, que siempre pasamos por alto.

Nuestro mejoramiento de interpretar las cosas va muy de la mano con la capacidad de explicarla. ¿Cómo le explico a una persona ciega cómo es el color rojo?, ¿Cómo la danza de llamas del fuego?

No hay duda de que instintivamente, lo primero que hacemos es apuntar con la mano al primer ejemplo que veamos, pero no olvidemos que tenemos que tener la capacidad de encontrar las palabras precisas para explicar lo abstracto. ¿Y si esas palabras precisas también merecen una explicación?

Para una persona ciega todo cambio tiene que ser avisado, porque construyen una imagen mental de los espacios. Ninguno de nosotros contará los pasos a los que se encuentra nuestro trabajo. Ninguno de nosotros está conciente de que los motores de los autos tienen distintos sonidos.

La Película "A Primera Vista" está basada en una historia real. ¿Cómo podemos explicar lo abstracto cuando no lo vemos?

La Película "A Primera Vista" está basada en una historia real. ¿Cómo podemos explicar lo abstracto cuando no lo vemos?

Nuestra capacidad de comunicar es fundamental en nuestro negocio o emprendimiento. Si todo entra por la vista también debemos educar a nuestros clientes a usar otros sentidos, porque también son importantes. Poder tocar, sentir, oler, el contacto mismo puede acelerar la toma de una decisión. Cuando, por ejemplo, tratamos de explicar en qué consiste el color rojo, sin querer, lo estamos diferenciando de los otros colores.

El tan nombrado (y poco entendido) marketing, se da siempre a través de la experiencia, tanto tuyas, como de los clientes. Trata de desarrollar tus otros sentidos y busca siempre poner atención en lo que los demás pasan por alto. Las mejores ideas y creaciones siempre se dan de parte de las personas que tienen muy desarrollada su sensibilidad comercial. Leer entre líneas, ver con las manos, los oídos, el tacto. Conocerse a uno mismo es tan básico como mirarse en un espejo: ¿Cómo podrías describirte si no te vieras?

Cuando me pierda nuevamente en las calles u olvide siempre el nombre de las personas que me presentan, recordaré que las personas ciegas ven mejor que yo. Los límites los pone uno, no los sentidos.

Como ejercicio intenta explicar algo abstracto de manera que la otra persona lo entienda. Has el intento.

El sentido de la vista influye en una gran cantidad de nuestras decisiones. Desde lo sentimental hasta lo comercial. Muchas veces vemos más lo físico, dejando de lado los valores.

El sentido de la vista influye en una gran cantidad de nuestras decisiones. Desde lo sentimental hasta lo comercial. Muchas veces vemos más lo físico, dejando de lado los valores.


Lee más de mis columnas de Blog Mejor Vendedor. Elige una de las más de 120 Columnas escritas con los más variados temas y puntos de vista. No olvides que también puedes leerme como Bloguero de  CNN Chile (escribo columnas exclusivas que no encontrarás en mi Blog). Por ejemplo, en mi Blog también podrás leer:

Blog Mejor Vendedor busca lo mejor de Internet publicando los “Enlaces” en la Sección “Panoramas y +”. Muchas personas lo están visitando, ¿Qué esperas?.

No olvides que también puedes seguirme en Flickr, Needish, Twitter y Facebook.

Luis Roco como Bloguero de CNNChile

Blog “Mejor Vendedor” en la Prensa.

Escríbenos a nuestro Correo: blogmejorvendedor@gmail.com

Lo visual siempre tiene una relevancia en nuestras decisiones. ¿Qué haríamos si no pudiéramos ver?

Lo visual siempre tiene una relevancia en nuestras decisiones. ¿Qué haríamos si no pudiéramos ver?


Anuncio publicitario

«La Timidez como Arma del Buen Vendedor»

14 septiembre 2009 a las 19:06 | Publicado en Comunicación, Técnicas para Mejorar las Ventas | 3 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , ,

Letra Titulo La Timidez  es para muchos un problema. Hace unos días recuerdo haber conversado con un Cliente que me contaba lo difícil que fue exponer por primera vez en un seminario de ingeniería. Pese a que dominaba al revés y al derecho el tema a exponer, los nervios y el temor de estar frente al público, lo habían transformado literalmente en «un atado de nervios».

A mi juicio, existen dos tipos de Timidez. La personal y la laboral. En esta columna vamos a hablar de la laboral, que es la que nos interesa aprovechar.

La Timidez es una ventaja que el buen Vendedor puede transformar en ventaja. Me explico. Cuando una persona pierde uno de los cinco sentidos es capaz de desarrollar fuertemente los otros restantes. Una persona ciega es capaz de escuchar y tener una sensibilidad que dista mucho de la nuestra. Me asombro cuando ando extraviado en una calle y me cruzo con una persona ciega que va sola. ¿Cómo lo hacen? El sentido de la orientación espacial y el análisis permanente de todo lo que les rodea, más la memoria y la forma de seguir las señales, hacen que se puedan ubicar y saber casi con exactitud dónde están.

La Ceguera es capaz de pulir nuestros demás sentidos. La Timidez saca nuestros talentos ocultos.

La Ceguera es capaz de pulir nuestros demás sentidos. La Timidez saca nuestros talentos ocultos.

Pues bien, la persona tímida hace lo mismo que el ejemplo anterior. Su timidez hace posible que desarrolle otras habilidades que lo pueden destacar del resto. A veces las empresas se orientan en recibir personas tímidas que las otras. Quizás si la humildad, el respeto y la confianza también son elementos importantes en el buen Vendedor. El buen Vendedor sabe separar también la timidez personal de la laboral. A veces envidiamos el desplante de un personaje en un desafío laboral, a tal punto que deseamos tener ese mismo éxito. Pero detrás de ese desplante se esconde en lo personal una capa de inseguridad.

A veces olvidamos que la timidez también se puede heredar, ya que es parte de nuestro carácter. No es malo ser tímido, no valemos menos por serlo, al contrario, por vencer ese obstáculo desarrollaremos otras armas que sin ella no siquiera estaríamos cerca de descubrir.

El León es un ejemplo de que a veces nuestra fachada es otra. Detrás del computador somos capaces de todo, pero frente a frente?

El León es un ejemplo de que a veces nuestra fachada es otra. Detrás del computador somos capaces de todo, pero frente a frente?

Es tímida también la persona que se escuda detrás del computador, uniforme, status o situación económica. Ejemplo: La persona que detrás del computador se muestra agresiva, imponente y orgullosa, pero que personalmente es todo lo contrario.

La timidez es un recurso que el buen Vendedor sabrá aprovechar y sacar partido. El buen Vendedor sabrá identificar y entender al cliente tímido.

Luego de leer esta columna estás en condiciones de hacer un ejercicio. Venda tus ojos y trata de hacer lo que siempre haces. Muévete de una oficina a otra, escucha, huele y agudiza tus sentidos. Estarás en condiciones de  evaluar lo que puedes mejorar, mantener o reforzar de tu personalidad.

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.