Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo

27 mayo 2012 en 21:42 | Publicado en Cine, Comunicación, Opinión | 38 comentarios
Etiquetas: , , , , , ,
oy Domingo fui al cine. Desafiando la lluvia y una película que por nombre no me tincaba, me aventuré y, pese a ser el único espectador de la sala número 2 del cine de Quillota, salí bastante feliz. La experiencia de hoy más la de 2 noches atrás (ver “El Exorcista” nuevamente después de mucho tiempo y disfrutar cómo se transmitían las emociones y sensaciones al espectador) me inspiraron a escribir acerca de los famosos Efectos Especiales y su aporte a la vida cotidiana.
Hoy es difícil saber qué es un efecto y qué es real, al igual que los actores y sus dobles. El cine nos acompaña desde hace bastante tiempo, pero al estar en el interior del cine me pregunté por qué no han inventado un sistema nuevo para ver películas. Aunque actualmente podemos gozar del Cine 3D el sistema que proyecta las películas es bastante arcaico, ya que al parecer han evolucionado más las cámaras de cine y sus formatos que la ruidosa proyectora. Quizás por costos, será difícil imaginar un cine con una gigantesca pantalla Led (o la tecnología más reciente), transformando un Cine en un Home Teather gigante. El sonido es cuento aparte, ya que no es lo mismo apreciar una película en el cine que en la casa.

Ir al cine es una invitación real de ser un espectador directo de una película, por eso los Efectos Especiales juegan un rol fundamental. Hay de variados tipos, los con escasos recursos hasta los demasiado perfectos, pero no en un 100%. A mi parecer los efectos especiales olvidan siempre un detalle que es prioritario para hacer creíble una escena: El Mundo de la Física. Es imposible que un Transformers que pesa toneladas se mueva igual que un cuerpo de 80 kilos, con la misma agilidad y textura. Cualquier escena de acción debe ser planeada tomando en cuenta cómo se comportan los cuerpos de acuerdo a su peso. Las Toneladas pesan, pero los artistas de Hollywood a veces lo olvidan, aunque tienen el mérito de descifrar el genoma de lo real para transformarlo en ceros y unos.

Todo es posible con un buen efecto especial, fórmula que en algún momento adoptarán los gobiernos o las iglesias.

Todo es posible con un buen efecto especial, fórmula que en algún momento adoptarán los gobiernos o las iglesias.

 
Los Efectos Especiales son peligrosos para el cine, ya que ostentan un deseo de reemplazar la realidad por un grupo de computadores y expertos en arte (también quiero ver lo real en la pantalla grande). Es decir, en vez de ir a grabar en Africa, mejor reemplazar los fondos por escenas digitales. Tal como en “Tron Legacy”, se reemplazó la edad de un actor por un computador, pasando prácticamente desapercibido para los que ignoraban ese dato. No era una persona real, sino un personaje digital. Aunque el calco es el humano, a mi parecer no es lo mismo. El objetivo de la tecnología es hacernos más fácil la vida, pero no al punto de reemplazarla. Se puede caer en un digitalismo excesivo y no necesario, ya que esta tecnología también posee un costo elevado.
 
Cuando un actor graba adentro de un estudio protegido del frío y del viento, pero digitalmente sale en un glaciar, no sólo está actuando, nos está mintiendo y nos hace creer que está congelado, hecho que aleja un poco el talento y acerca la comodidad. ¿Será mejor la interpretación si graba en la locación que corresponde y no en un estudio?. Para mi tiene mucho que ver, ya que la película que hace un esfuerzo adicional tiene más mérito que aquella que prefiere el camino con atajos. 
 

Las nuevas ediciones de “Star Wars” que vimos hace unos años en lo personal no me gustaron. No tenían el alma de las primeras, en las que los efectos eran más arcaicos, pero por alguna razón el film tenía una personalidad propia. Respiraba de principio a final, era querible y recordable. Una de las cualidades que el cine no debe perder es la de sorprender. Tal como lo hizo “Avatar” en su momento y otros grandes films, los efectos especiales deben rodearse también de argumentos. Una mezcla precisa de realidad con ciencia ficción, un equilibrio entre el ojo del director y el del director de efectos especiales. Entretención, pero de calidad. En ese sentido Hollywood ha sido una talentosa escuela, pero a ratos repetitiva. La misma fórmula de éxito se prueba más de una vez, tal como los capítulos de Dr. House. Hace un tiempo, era fanático de esta serie, hoy, me bastan sólo unos minutos para entender por qué los productores darán por terminadas las emisiones. Salvo muy pocos capítulos, la plantilla es la misma. Un paciente con una enfermedad extraña, en las que las tormentas de ideas prueban todas las alternativas de remedios hasta que House da en el clavo.

Hace muchos años nos conformábamos y celebrábamos éste tipo de efectos. Lo único que espero es que el cine no pierda la capacidad de sorprendernos.

Hace muchos años nos conformábamos y celebrábamos éste tipo de efectos. Lo único que espero es que el cine no pierda la capacidad de sorprendernos.

 
Tal vez por el nombre (“Batalla Naval”), la película no me llamó la atención cuando la vi en cartelera. Pedí referencias a través de Twitter y fueron positivas, lo que gratamente pude comprobar viéndola. La mezcla de rock con extraterrestres, más buenos efectos y la fórmula probada de Hollywood, me entretuvieron y me mantuvieron pegado a la pantalla por casi 2 horas. Sin grandes intenciones de estatuillas, cumple con el objetivo fundamental del cine: Entretener.
 
Para terminar, los efectos especiales deben ser un complemento de un film, no el mismo. Cada año se descubren nuevas técnicas de la mano de la siempre nueva tecnología, pero al parecer ésta cambia más rápido que los telespectadores. Da gusto ver las películas de Disney, en las que los adultos observamos junto a los hijos las distintas y sanas aventuras de la pantalla grande, aunque a veces las disfrutemos tanto o más que los peques. Son productos elaborados, de calidad, perfectos en su rol de entretener sanamente.
 

No sé si por mi mala memoria, ya no resuenan tanto los nombres de directores. Quizás han perdido el impacto o necesitan prometernos una nueva revolución en el séptimo arte. James Cameron es el mejor ejemplo con la segunda parte de “Avatar”. Se demorará (2017), pero marcará sin duda un antes y un después.

Antiguamente se necesitaba mucha paciencia para crear un sencillo efecto especial, como el de esta imagen y su percepción de Jurassic Park de antaño.

Antiguamente se necesitaba mucha paciencia para crear un sencillo efecto especial, como el de esta imagen y su percepción de Jurassic Park de antaño.

El Antiguo

El Antiguo “King Kong”.

El Nuevo

El Nuevo “King Kong”

Sin quitarle mérito a los actuales efectos especiales, una persona jamás será reemplazada por un computador. En lo personal creo que el cine también tiene que aproximarse a lo real.

Sin quitarle mérito a los actuales efectos especiales, una persona jamás será reemplazada por un computador. En lo personal creo que el cine también tiene que aproximarse a lo real.

Detrás de un buen efecto especial está el talento de artistas, ingenieros, técnicos, etc. Pero la gran responsabilidad es dar el toque humano a los personajes que no lo son.

Detrás de un buen efecto especial está el talento de artistas, ingenieros, técnicos, etc. Pero la gran responsabilidad es dar el toque humano a los personajes que no lo son.

De la película

De la película “Belleza Americana” esta escena, pero en Lego.

Star Wars resultó ser mucho más que una película innovadora en los efectos especiales. Supo interpretar a la perfección lo que el público de ese tiempo anhelaba en la gran pantalla. Star Wars es parte de nuestra cultura.

Star Wars resultó ser mucho más que una película innovadora en los efectos especiales. Supo interpretar a la perfección lo que el público de ese tiempo anhelaba en la gran pantalla. Star Wars es parte de nuestra cultura.

Esta imagen me gustó porque indica claramente cómo se hacen los efectos especiales. Lo crudo con el resultado final en el mundo de la entretención y la fantasía.

Esta imagen me gustó porque indica claramente cómo se hacen los efectos especiales. Lo crudo con el resultado final en el mundo de la entretención y la fantasía.

Detrás del personaje hay artistas que crean los fondos. De lo contrario sería imposible viajar en el tiempo o mostrar mundos imaginarios.

Detrás del personaje hay artistas que crean los fondos. De lo contrario sería imposible viajar en el tiempo o mostrar mundos imaginarios.

Hace unos días vi nuevamente a

Hace unos días vi nuevamente a “Los Gremlins”. Aunque sus efectos especiales era muy distintos a los de hoy, los suple un contenido que tiene el objetivo de entretener y pasar un rato agradable.

La forma en que vemos las películas todavía no se renueva. Sigue siendo una proyección en una pantalla blanca. En algún momento será reemplazado por una pantalla Led de grandes dimensiones. Ni imaginar el sonido.

La forma en que vemos las películas todavía no se renueva. Sigue siendo una proyección en una pantalla blanca. En algún momento será reemplazado por una pantalla Led de grandes dimensiones. Ni imaginar el sonido.

Completamente recomendable. Me gustan las películas que exploran la posibilidad de un ataque o invasión extraterrestre. Si a esto le sumamos rock y acción, mejor todavía.

Completamente recomendable. Me gustan las películas que exploran la posibilidad de un ataque o invasión extraterrestre. Si a esto le sumamos rock y acción, mejor todavía.

Blog Mejor Vendedor es una mezcla de Lápiz, Papel e Internet. Es el resultado del momento en que descubrí que me gustaba escribir. Cambié el “Puerta a Puerta” por las Redes Sociales. Nunca podrás predecir cuál es el próximo tema del que escribiré. Aquí algunos ejemplos de temas ya publicados:

No olvides que también puedes seguirme en InstaGram (Luis_Roco), Pinterest,  YoutubeFlickrTwitter y Facebook.

Conoce mis Albums de Fotos en Facebook.

Correo: blogmejorvendedor@gmail.com

Fundado el 4 de Septiembre de 2009 en La Cruz, Quinta Región, Chile por Luis Roco.

Anuncios

38 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  2. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  3. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  4. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  5. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  6. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  7. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  8. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  9. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  10. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  11. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  12. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  13. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  14. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  15. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  16. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  17. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  18. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  19. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  20. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  21. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  22. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  23. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  24. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  25. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  26. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  27. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  28. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  29. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  30. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  31. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  32. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  33. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  34. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  35. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  36. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  37. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]

  38. […] Los Efectos Especiales y el Digitalismo Excesivo. […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: